¿Qué es la Provincia México-Cuba?

Las Religiosas de Jesús-María somos una congregación internacional y nos organizamos por provincias. La provincia México-Cuba está formada por hermanas mexicanas, que atienden obras y misiones de ambos países. Al ser Cuba un país socialista es difícil tener vocaciones nativas, de ahí el compromiso de la provincia por atender estas tierras.

¿En dónde estamos, qué hacemos?

En la República Mexicana estamos presentes en la Ciudad de México, en el Estado de México, en Morelos, Michoacán y Yucatán. En Cuba, en La Habana, Pinar del Rio y Holguín.

El sentido de nuestras vidas como Religiosas de Jesús-María es el seguimiento de Jesús, al modo de Santa Claudina Thévenet y lo hacemos visible a través de nuestra vida apostólica en:

• Colegios.- Colegio Mérida A.C., Colegio Avelino Montes Linaje, Instituto Mexicano Regina, Escuela Claudina Thévenet y Preparatoria Vasco de Quiroga. La pedagogía de Santa Claudina Thévenet, permea todos los aspectos de nuestra labor educativa. El modelo educativo de nuestros colegios incluyen una metodología abierta, flexible, personalizada y generadora de aprendizajes colaborativos y significativos. Fomenta el desarrollo humano y el compromiso social; y considera que la transformación de la realidad se basa en la cognición, la búsqueda de la verdad y en la acción práctica que tiene lugar en la vida cotidiana. Por ello se procura una constante actualización que integra, en diferentes momentos, los avances psicopedagógicos.

• Misiones en México.- Amacuzac en el Estado de Morelos, Tuzantla en Michoacán y en Cuba. En nuestros lugares de misión, trabajamos con la gente para que viva con mayor conciencia y alegría los valores del evangelio, los sacramentos, las diversas experiencias religiosas y sociales. De esta manera pueda descubrir a Dios en todas las cosas y todas las cosas en Dios. A través del acompañamiento y la formación que propiciamos, buscamos que las personas se hagan cargo de su compromiso cristiano de manera responsable, adulta, congruente y solidaria.

• Casa Santa Clara.- en esta casa formamos a niñas en riesgo de calle, procurando un espacio desde donde puedan desarrollarse y otorgándoles herramientas que eviten su reingreso a la calle. Los años que pasan en Santa Clara -niñez y adolescencia- encaminamos a las niñas a experimentar la bondad de Dios, a pesar de una historia difícil y fragmentada que las orilló a llegar a esta casa.

• Casa de oración.- las instalaciones de la casa están diseñadas para propiciar un encuentro con Dios a través de Ejercicios Espirituales, retiros y encuentros de formación. Cuidamos desde los pequeños detalles, ya que sabemos por experiencia, que Dios acontece desde lo pequeño y deseamos que las personas puedan encontrarse con Dios y entrenarse para descubrirlo después en lo cotidiano.

• Obras de exalumnas (Obra social Regina, Nocaltzin, JEMA).- nuestras ex alumnas, marcadas por lo que recibieron durante su época de colegialas, tienen una vida de compromiso social y algunas de ellas colaboran con nosotras de manera muy cercana, en tres obras sociales que llevan a cabo con gran profesionalismo. De esta manera dan testimonio de solidaridad, colaborando con un mundo más justo y más humano.

• Centros comunitarios.- Centro de Integración Humana Lucía, en La Habana y Centro Comunitario Claudina Thévenet, en la Ciudad de México. Buscan responder a las necesidades –humanas y espirituales- de la comunidad en la que se encuentran, siendo así reflejo de la bondad y misericordia de Dios.

Con deseo de construir la paz, ofrecemos las ESPERE (Escuelas de Perdón y Reconciliación), en Cuba y en México. En la Ciudad de México somos las responsables del Nodo Poniente, instancia autorizada para reproducir estos talleres, y avalada por la Fundación para la Reconciliación.

• La AFJM (Asociación Familia Jesús-María) está dirigida a adultos, que desean vivir y profundizar en su fe desde la espiritualidad propia de Jesús-María.

• También ofrecemos actividades juveniles que van desde talleres para los jóvenes que quieren tomar decisiones -conocimiento personal, sentido de vida, oración ignaciana, seguimiento de Jesús, vida religiosa, discernimiento vocacional- hasta Mochilazos, retiros y talleres, hora santa misioneras, MEJ (Movimiento Eucarístico Juvenil), misiones, Ejercicios Espirituales y voluntariado.


Todo esto es la provincia México-Cuba, y desde ahí queremos construir humanidad de la mano de un Dios bueno, siendo fieles a la herencia que nos ha dejado Santa Claudina Thévenet.