PRIORIDAD 2

Dejarnos conmover, como Claudina, por las miserias de nuestro tiempo.

“Os digo de verdad que todo lo que hicisteis a uno de éstos,
mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.“ (Mt 25, 40)
“Las únicas preferencias que os permito son para las más pobres, las más miserables...”

(S. Claudina, Positio 628)

“La Iglesia está llamada a salir de sí misma para ir a las periferias, no sólo geográficamente, sino también las periferias existenciales manifestadas en el misterio del pecado, el dolor, la injusticia, la ignorancia e indiferencia religiosa, de pensamiento… las de toda miseria"

(Cardenal Jorge Bergoglio, 7 Marzo 2013)

 

Motivación

Nos sentimos llamadas a contemplar y reconocer el rostro desfigurado de Jesús presente en los marginados, los más pobres, los más débiles, los más necesitados.

Esta contemplación nos desafía a:

• Correr el riesgo de perder nuestras seguridades, prestigio y comodidades.
• Estar abiertas a cambiar nuestra mentalidad, estilo de vida y estructuras.
• Acercarnos a la realidad y sufrimiento de las personas en situación de pobreza y marginación.

Nuestra respuesta profética al clamor del mundo afectado por la pobreza, la violencia, la corrupción y el fundamentalismo religioso, se inspira en la misión de Jesús (Lc 4) y en el deseo de Claudina de responder a las miserias de su tiempo.

 

Líneas de acción

1. Priorizamos el servir y estar con quienes se encuentran en condiciones de marginación y riesgo, especialmente los niños, los jóvenes y las mujeres.

2. Trabajamos en todas nuestras obras educativas para abrir el corazón a las necesidades de los pobres y unir fuerzas para contribuir al cambio de las estructuras que causan la pobreza.

3. Animamos en los jóvenes el deseo de servir a quienes más lo necesitan, a través de programas de voluntariado, servicio comunitario, acción social, misiones, etc. en sus propios países y en otros.

4. Buscamos y tratamos de responder a aquellos que están sufriendo "la mayor desgracia de vivir sin conocer a Dios", especialmente los jóvenes, sobre todo los más desfavorecidos.

 


regresar